fbpx

Hormigas

Las hormigas son insectos del orden de los himenópteros que se caracterizan por tener antenas en codo y una cintura angosta con uno o dos nodos entre el tórax y el abdomen.

Son organismos altamente sociales que viven en colonias.

Atraviesan cuatro estados diferentes durante su ciclo de vida: huevo, larva, pupa y adulto. Dentro de las hormigas adultas existen 3 castas distintas: la reina, los zánganos, y las obreras.

La reina es más grande que las demás hormigas y es la encargada de poner huevos, los hormigueros pueden contar con una o más reinas.

Los zánganos son los machos de la colonia y mueren poco después de aparearse con la reina.

Las obreras son las hormigas más abundantes de la colonia y su función es construir y defender el nido, cuidar a las larvas y pupas y buscar comida.

Cabe mencionar que algunas especies de hormigas presentan una cuarta casta, las hormigas soldado, que se encargan de proteger a la colonia.

Ciclo de las hormigas

El ciclo comienza cuando una hormiga princesa se aparea con uno o más zánganos durante el llamado “vuelo nupcial”, posteriormente, la princesa (ahora convertida en reina) aterriza y deposita un primer conjunto de huevos en el suelo.

La reina cuida los huevos durante toda su etapa larval y pupal hasta que se convierten en obreras adultas capaces de buscar alimento para toda la colonia.

Después de unos cuantos años, cuando la colonia es madura, la hembra produce nuevas princesas y zánganos, con lo que se repite el ciclo.

Asimismo, cuando las colonias cuentan con más de una reina, una de ellas puede separarse junto con algunas obreras para fundar una nueva colonia.

Hormigas

Daños

La mayoría de las hormigas que habitan en los huertos y jardines no afectan a las plantas. De hecho, muchas especies de hormigas depredan insectos que constituyen plagas para los seres humanos como las termitas, las orugas, y las larvas de algunas moscas y pulgas.

Además, ayudan a descomponer la materia orgánica (principalmente leñosa) y a crear nuevo suelo, sin embargo, otras especies pueden desenterrar las semillas y las plántulas pequeñas, o bien, lesionar las raíces de las plantas cuando excavan por debajo de ellas.

Aunado a esto, algunas hormigas se alimentan de la melaza secretada por los pulgones, las chinches harinosas, los saltahojas y otros insectos, por lo que los protegen y los transportan, contribuyendo a la propagación de estas plagas.

Medidas preventivas

  • Monitorea las plantas semanalmente para detectar la presencia de hormigas y de sus nidos, o bien, de pulgones, chinches harinosas, saltahojas u otros insectos productores de melaza. Las hormigas tienen preferencia por las plantas con tallos leñosos, por lo que debes revisar cuidadosamente los árboles y arbustos.
  • Elimina las plagas de pulgones, chinches harinosas y saltahojas para evitar que lleguen hormigas al huerto o jardín.
  • Almacena, retira o desházte adecuadamente de los residuos orgánicos para privar a las hormigas de fuentes de refugio o de alimento.
Remedios y tratamientos

La mayoría de las especies de hormigas no son perjudiciales para las plantas, por lo que no es recomendable aplicar un remedio o tratamiento contra ellas a menos de que exista evidencia contundente de que éstas están provocando algún daño.

Cuando la presencia de las hormigas se deba a la de otros insectos como los pulgones, las chinches harinosas y los saltahojas, controla estas plagas primero.

Las hormigas probablemente se irán si no encuentran insectos que les proporcionen secreciones azucaradas de las que alimentarse, en caso de que sea necesario controlar a las hormigas, primero es indispensable que encuentres su nido.

Si es difícil de hallar a simple vista, coloca algún tipo de carnada como gelatina o atún cerca de las plantas afectadas y sigue a las hormigas cuando la transportan a su hormiguero.

Uno de los métodos más sencillos para eliminar a las colonias de hormigas consiste en verter agua hirviendo (arriba de 90ºC) dentro del hormiguero (con cuidado de no cocer las plantas).

Otro método consiste en aplicar tierra de diatomeas (diatomita) seca o disuelta en agua sobre los nidos de las hormigas, la diatomita deshidrata a los insectos por acción mecánica, ya que altera su exoesqueleto y les impide retener la humedad.

También puedes crear tu propio cebo casero para atraer y matar hormigas.

Para preparar un cebo dulce, mezcla cuatro cucharaditas de bórax, 1 taza de azúcar y tres tazas de agua; para preparar una mezcla proteica, mezcla una cucharadita de bórax, con media lata de comida para gato o con dos cucharadas de mantequilla de maní.

Remoja pedacitos de algodón o de esponja en el cebo y colócalos dentro de un recipiente de plástico o de vidrio cerrado con hoyos en la tapa.

Coloca el recipiente cerca del nido para que las obreras hallen el cebo fácilmente, lo introduzcan en la colonia, y provoquen la muerte del resto de las hormigas por acción del bórax.

hormigas

Referencias

Arizona Cooperative Extension. 2006. Diatomaceaous Earth. Pest Press, Nº 6. Consultado en: http://cals.arizona.edu/urbanipm/pest_press/2006/september.pdf

Hale, F. Insects and Related Pests of Houseplants. Agricultural Extension Service of The University of Tennessee. consultado en: http://www.bio-nica.info/biblioteca/HaleHousePlants.pdf

Koehler, P.G., R.J. Vazquez, y R. M. Pereira. Ants. University of Florida. Consultado en: https://edis.ifas.ufl.edu/pdffiles/IG/IG08000.pdf

ToxicFree NC. The ABC’s of Coping with Fire Ants. Consultado en: http://toxicfreenc.org/informed/pdfs/fireantssheet.pdf

Washington State Department of Ecology. 1998. Integrated pest management for nuisance ants. Ecology Publication #97-428. Consultado en: https://fortress.wa.gov/ecy/publications/documents/97428.pdf


Cotiza tu proyecto ecológico




Post a Comment