fbpx

Remedios Caseros Ecológicos para el Control de Hongos

Solución de bicarbonato de sodio

Esta solución sirve para prevenir la aparición de hongos como la cenicilla, la mancha negra y las royas.

Para prepararla, disuelve 5 ml (1 cucharada) de bicarbonato de sodio en 1 litro (4 tazas) de agua. para que la mezcla se adhiera a las plantas, añade unas cuantas gotas de jabón líquido para trastes (de preferencia, no desengrasante).

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

 

Rocía las hojas de las plantas con ayuda de un atomizador cada semana o después de las lluvias.

 

Solución de leche

Para combatir la cenicilla, puedes hacer una solución compuesta por una parte de leche y nueve partes de agua y aplicarla con un atomizador.

leche

agua

 

Decocción de cola de caballo

Esta decocción se utiliza para prevenir o para tratar plantas que ya presentan síntomas de cenicilla, royas y mildiú algodonoso. Para prepararla, llena una olla con cola de caballo (equiseto) fresca y cúbrela con agua. Hierve la mezcla por una hora, déjala enfriar y fíltrala. Diluye la mezcla con 9 veces la cantidad de agua que usaste inicialmente. Para que la decocción sea más efectiva y se adhiera a las hojas, también puedes añadirle añade dos mililitros (media cucharadita) de jabón insecticida por cada litro de extracto diluido (puedes encontrar las instrucciones para preparar el jabón insecticida más adelante). Para prevenir la aparición de hongos, aplica la solución resultante cada dos semanas. Si tus plantas ya manifiestan síntomas de plaga, aplícala cada dos días.

Otras consideraciones

La mejor manera para controlar las plagas radica en prevenirlas. Esto implica darle un mantenimiento adecuado a tus plantas y adoptar buenas prácticas de siembra. Debes asegurate de abonar, de acolchar y de deshierbar adecuadamente tu huerto y jardín para tener plantas vigorosas y para eliminar posibles escondites para las plagas. Además, si deseas cosechar hortalizas, procura rotar tus cultivos cada temporada y sembrar plantas de distintas especies para que, en caso de plaga, ésta no destruya a todos tus cultivos. Finalmente, puedes recurrir a la técnica de asociación de cultivos y sembrar juntas plantas que se ayuden mutuamente. Por ejemplo, puedes sembrar algunas plantas como cempasúchil, menta y ajo con otros de tus cultivos para que los protejan de las plagas.

Es importante hacer énfasis en que para tener un control eficaz de las plagas de tu huerto y jardín debes revisar a tus plantas semanalmente. Mientras más rápido detectes la presencia de una plaga, más fácil será combatirla y evitar que se extienda al resto de tus plantas. Una vez que detectes la plaga, debes proceder a identificarla. ¿Se trata de un insecto perjudicial? ¿O puede ser benéfico? Por ejemplo, algunas orugas que mastican las hojas de las plantas pueden convertirse eventualmente en mariposas encargadas de polinizarlas, por lo que debes ser cuidadoso al aplicar los tratamientos. Recuerda que absolutamente todos los organismos (incluso aquéllos que nos asustan o nos parecen indeseables) desempeñan un papel ecológico fundamental, por lo que nuestro objetivo debe ser controlar las poblaciones de los animales que atacan nuestras plantas, mas no erradicarlos completamente.

Referencias

Si quieres más información sobre remedios caseros ecológicos para el control de plagas, puedes consultar:

8 Homemade Pest Control Remedies That Really Work. The Huffington Post. Consultado en: http://www.huffingtonpost.com/hometalk/8-homemade-pest-control-s_b_5667174.html

Garden bugs: Insect pest management in the home vegetable garden. Alabama A&M and Auburn Universities. Consultado en: http://www.aces.edu/pubs/docs/A/ANR-1045/ANR-1045.pdf

Hodgson, Larry. 2007. Le potager. Saint-Constant : Éditions Broquet, 160 p.

Michaud, Lili. 2004. Le jardinage éconologique: Quand économie rime avec écologie, Sainte-Foy: Éd. MultiMondes. 178 p.


Cotiza tu proyecto ecológico




Post a Comment